Los correos electrónicos son una de las formas de ingeniería social que utilizan los hackers para propagar virus informáticos. El descuido o la falta de experiencia puede llevarnos a hacer clic en un enlace de ese correo, registrarnos en una web o descargar un archivo aparentemente inofensivo, que luego en realidad es un virus.

Características de los virus en correos electrónicos

  • Generalmente, los “asuntos” de los correos con virus dan a entender que se trata de un archivo importante. Factura, albarán, informe, notificación de Hacienda, de la Seguridad Social o de Correos, etc.
  • Muchas veces van directamente a la carpeta spam, a veces consiguen pasar los filtros anti-spam, y llegan a la Bandeja de Entrada.
  • En el correo del virus nos hablan de algún asunto sumamente importante, en el que tenemos descargar un archivo sí o sí, porque tenemos que conocer no sé qué información importantísima que debemos poner en práctica si no queremos que nos pongan una multa, perder un paquete o algo peor.
  • A veces en el texto del e-mail se puede descubrir que quien lo ha escrito no tiene el español como lengua nativa, y hay varios errores gramaticales, sintácticos y ortográficos. Generalmente se ha escrito con un traductor automático. Cuando nos escribe una institución importante, lo primero de lo que hay que dudar es de que hayan puesto a alguien que no sabe escribir para mandarnos un mensaje tan importante.
  • Llevan un archivo adjunto: a veces lo vemos como un fichero .pdf, un .doc o un .jpg, pero en realidad se trata de un archivo camuflado. Cuando lo descargamos, descubrimos que no se trataba de ese tipo de fichero, sino de una aplicación autoejecutable.

Consejos para evitar que te entre un virus por el correo

Los patrones de los virus en correos son siempre parecidos, pero aun así un descuido nos puede hacer caer en la trampa, precisamente por las técnicas de manipulación emocional que utilizan dichos mensajes para conseguir que el usuario realice la acción que ellos quieren: que es realizar la descarga de un archivo.

Si quieres evitar caer con los ciberdelincuentes, te aconsejamos:

  • Nunca descargues archivos adjuntos de e-mails que hayan llegado a la carpeta spam.
  • Preferiblemente, tampoco abras correos electrónicos de remitentes desconocidos.
  • Utiliza un antivirus que tenga un complemento para integrarse en tu correo electrónico y pueda analizar los correos que recibes.
  • No confíes demasiado en correos oficiales; generalmente, ninguna institución importante contactará contigo por correo electrónico, ni pedirá que descargues ningún fichero. Si tienes dudas, no obstante, confírmalo llamando por teléfono a su número oficial.
  • Verifica el e-mail del remitente. Una institución o cliente no te va a escribir desde un falso correo, en el que se nota claramente que no puede ser un e-mail oficial.

En caso de que hayas descargado ya el malware, ponte en contacto inmediatamente con nosotros y nos ocuparemos de limpiar tu ordenador de virus.

Categories:

Tags:

Comments are closed